Entrenamiento de Fuerza para Adultos Mayores

Maren S. Fragala , Eduardo L. Cadore , Sandor Dorgo , Mikel Izquierdo , William J. Kraemer , Mark D. Peterson , Eric D. Ryan ,
1 Quest Diagnostics, Secaucus, New Jersey 2 School of Physical Education, Physiotherapy and Dance, Exercise Research Laboratory, Federal University of Rio Grande do Sul, Porto Alegre, Brazil 3 Department of Kinesiology, University of Texas at El Paso, El Paso, Texas 4 Department of Health Sciences, Public University of Navarre, CIBER of Frailty and Healthy Aging (CIBERFES), Navarrabiomed, Pamplona, Navarre, Spain 5 Department of Human Sciences, The Ohio State University, Columbus, Ohio 6 Department of Physical Medicine and Rehabilitation, University of Michigan-Medicine, Ann Arbor, Michigan 7 Department of Exercise and Sport Science, University of North Carolina-Chapel Hill, Chapel Hill, North Carolina

Resumen

El envejecimiento, incluso en ausencia de enfermedad crónica, está asociado con una variedad de cambios biológicos que pueden contribuir a la disminución de la masa, fuerza y función del músculo esquelético. Tales pérdidas disminuyen la resiliencia fisiológica y aumentan la vulnerabilidad a eventos catastróficos. Como tal, las estrategias tanto para la prevención como para el tratamiento son necesarias para la salud y el bienestar de los adultos mayores. El propósito de esta Declaración de Posición es proporcionar una visión general de la bibliografía actual e importante y proporcionar recomendaciones basadas en la evidencia para el entrenamiento de la fuerza para adultos mayores. Tal como se presenta en esta Declaración de Posición, la investigación actual ha demostrado que contrarrestar el desuso muscular mediante el entrenamiento de la fuerza es una intervención poderosa para combatir la pérdida de fuerza y masa muscular, la vulnerabilidad fisiológica y sus consecuencias debilitantes sobre el funcionamiento físico, la movilidad, la independencia, el control de enfermedades crónicas, el bienestar psicológico, la calidad de vida y la esperanza de vida saludable. Esta Declaración de Posición proporciona evidencia para respaldar las recomendaciones para un entrenamiento de fuerza exitoso en adultos mayores relacionado con 4 partes: (a) variables de diseño del programa, (b) adaptaciones fisiológicas, (c) beneficios funcionales, y (d) consideraciones de fragilidad, sarcopenia, y otras condiciones crónicas. El objetivo de esta Declaración de Posición es a) ayudar a fomentar un enfoque más unificado y holístico del entrenamiento de la fuerza para adultos mayores, b) promover los beneficios funcionales y de salud del entrenamiento de fuerza para adultos mayores, y c) prevenir o minimizar los temores y otras barreras a la implementación de programas de entrenamiento de fuerza para adultos mayores.

Declaraciones Resumidas

El propósito de esta declaración de posición es proporcionar una visión general de la bibliografía actual e importante, evaluar las variables del programa de ejercicios y proporcionar recomendaciones basadas en la evidencia para el entrenamiento de la fuerza para adultos mayores. Las investigaciones actuales han demostrado que contrarrestar el desuso muscular mediante el entrenamiento de la fuerza es una intervención poderosa para combatir la pérdida de fuerza muscular, la pérdida de masa muscular (sarcopenia), la vulnerabilidad fisiológica (fragilidad) y sus consecuencias debilitantes sobre el funcionamiento físico, la movilidad, la independencia, el manejo de enfermedades crónicas, el bienestar psicológico y la calidad de vida.

A continuación se presenta una lista de 11 declaraciones resumidas para el entrenamiento de fuerza eficaz en adultos mayores en 4 partes. Los objetivos de estas recomendaciones son (a) ayudar a fomentar un enfoque más unificado y holístico del entrenamiento de la fuerza para adultos mayores, (b) promover los beneficios funcionales y de salud del entrenamiento de fuerza para adultos mayores, y (c) prevenir o minimizar los temores y otras barreras a la implementación de programas de entrenamiento de fuerza para adultos mayores.

Parte 1: Variables del Programa de Entrenamiento de Fuerza

1. Un programa de entrenamiento de fuerza adecuadamente diseñado con las instrucciones apropiadas para la técnica de ejercicio y la detección adecuada es seguro para los adultos mayores sanos.
2. Un programa de entrenamiento de fuerza adecuadamente diseñado para adultos mayores debe incluir un enfoque individualizado y periodizado que trabaje hacia 2-3 series de 1-2 ejercicios multiarticulares por grupo muscular principal, logrando intensidades del 70-85% de 1 repetición máxima (1RM), 2-3 veces por semana, incluyendo ejercicios de potencia realizados a velocidades más altas en movimientos concéntricos con intensidades moderadas (p.e., 40-60% de 1RM).
3. Los programas de entrenamiento de fuerza para adultos mayores deben seguir los principios de individualización, periodización y progresión.

Parte 2: Adaptaciones Fisiológicas Positivas al Entrenamiento con Ejercicios de Fuerza en Adultos Mayores

4. Un programa de entrenamiento de fuerza adecuadamente diseñado puede contrarrestar los cambios relacionados con la edad en la función contráctil, la atrofia y la morfología del músculo esquelético humano envejecido.
5. Un programa de entrenamiento adecuadamente diseñado puede mejorar la fuerza muscular, la potencia y el funcionamiento neuromuscular de los adultos mayores.
6. Las adaptaciones al entrenamiento de la fuerza en adultos mayores están mediadas por adaptaciones neuromusculares, neuroendocrinas y hormonales al entrenamiento.

Parte 3: Beneficios Funcionales del Entrenamiento con Ejercicios de Fuerza para Adultos Mayores

7. Un programa de entrenamiento de fuerza adecuadamente diseñado puede mejorar la movilidad, el funcionamiento físico, el rendimiento en las actividades de la vida diaria (ADL, por sus siglas en inglés) y preservar la independencia de los adultos mayores.
8. Un programa de entrenamiento de fuerza adecuadamente diseñado puede mejorar la resistencia de un adulto mayor a lesiones y eventos catastróficos como caídas.
9. Un programa de entrenamiento de fuerza adecuadamente diseñado puede ayudar a mejorar el bienestar psicosocial de los adultos mayores.

Parte 4: Consideraciones para Fragilidad, Sarcopenia u otras Afecciones Crónicas

10. Los programas de entrenamiento de fuerza pueden adaptarse para adultos mayores con fragilidad, limitaciones de movilidad, deterioro cognitivo u otras afecciones crónicas.
11. Los programas de entrenamiento de fuerza pueden adecuarse (con equipamiento portátil y alternativas de ejercicios en sedestación) para adaptar a los adultos mayores que residen en centros de vivienda asistida y de enfermería especializada.

Palabras Clave: entrenamiento de fuerza, ancianos, frágiles, adultos mayores, ejercicio, ejercicio de resistencia

Abstract

Aging, even in the absence of chronic disease, is associated with a variety of biological changes that can contribute to decreases in skeletal muscle mass, strength, and function. Such losses decrease physiologic resilience and increase vulnerability to catastrophic events. As such, strategies for both prevention and treatment are necessary for the health and well-being of older adults. The purpose of this Position Statement is to provide an overview of the current and relevant literature and provide evidence-based recommendations for resistance training for older adults. As presented in this Position Statement, current research has demonstrated that countering muscle disuse through resistance training is a powerful intervention to combat the loss of muscle strength and muscle mass, physiological vulnerability, and their debilitating consequences on physical functioning, mobility, independence, chronic disease management, psychological well-being, quality of life, and healthy life expectancy. This Position Statement provides evidence to support recommendations for successful resistance training in older adults related to 4 parts: (a) program design variables, (b) physiological adaptations, (c) functional benefits, and (d) considerations for frailty, sarcopenia, and other chronic conditions. The goal of this Position Statement is to a) help foster a more unified and holistic approach to resistance training for older adults, b) promote the health and functional benefits of resistance training for older adults, and c) prevent or minimize fears and other barriers to implementation of resistance training programs for older adults.

Keywords: strength training, elderly, frail, seniors, exercise, resistance exercise

Atención

Este artículo solo es visible para usuarios suscriptos a la revista

Si usted está suscrito a la revista pero no ha ingresado aún, pulse en el enlace "Ingresar" que está en la parte superior derecha de esta página.