El Cuerpo en las Interacciones Virtuales: La Institución Educativa Manuel J. Betancur

Edwin Mauricio Santa Jiménez ,
0 Universidad de Antioquia (Colombia)

Resumen

El cuerpo en las interacciones virtuales: la Institución Educativa Manuel J. Betancur, se pregunta por las representaciones del cuerpo que se vislumbra en los contenidos web de la institución educativa en el corregimiento de San Antonio de Prado en la ciudad de Medellín. Este estudio se desarrolla bajo el paradigma cualitativo como un estudio de caso, en donde se asiste del análisis documental para evidenciar asuntos que en inmediaciones de la relación Tecnología-Comunicación-Educación, conciernen al cuerpo y que apuntan a una transformación de las dinámicas de los escenarios, ya que los jóvenes de hoy reclaman a gritos espacios para plasmar en la web 2.0 las manifestaciones de su motricidad y estética corporal mediante formas de lenguaje decodificables a través de imágenes y del texto.

Palabras Clave: Tecnología, Comunicación, Educación, Lenguaje, Cuerpo

Abstract

Body in virtual interactions: The Educational Institution Manuel J Betancur, asks about the representations of the body that can be seen in the web contents of this educational institution in San Antonio de Prado town in Medellín city. This study is developed under the qualitative paradigm as a case study, there is assisted documentary analysis to highlight issues that concern the body in the relationship Technology-Communication-Education, and which point to a transformation of the dynamics of the scenarios, as today's young people are demanding spaces for translating into web 2.0 the manifestations of their motricity and body aesthetics through forms of language decodable through images and text.

Keywords: Technology, Communication, Education, Language, Body

INTRODUCCIÓN

Durante el paleolítico, la conjugación que se derivó de la carencia de conocimiento y miedo superior al instinto de supervivencia, inquietó, preparó e impulsó al ser humano a explorar el mundo con mediación instrumental (Manjarrés, 2014) a través de una rama de árbol y una piedra angular. El útil propició su conservación mientras que la curiosidad lo invitó a solucionar vacíos experienciales mediante aprendizajes que se manifestaban en datos memorísticos, esta capacidad permitió anticipar acontecimientos, planificar hipótesis frente a situaciones desconocidas (auto-creación) y aflorar las formas de lenguaje.

Durante la era moderna se transforma la mediación instrumental, se disminuyen las tareas operativas, se incrementa la fundamentación teórica y se establecen escenarios concretos para la administración de la información. La educación se convierte en un canalizador informático que reúne y transmite saberes para la construcción de conocimiento; el lenguaje que se traduce a la escritura, permite ahora dibujar el universo en representaciones inteligibles culturalmente. La adaptabilidad del homo-sapiens se sujeta cada vez más a la tecnología, por lo que este crea sistemas complejos con participación de la máquina. Se abre paso el hombre científico que transita de la triada paleontológica Útil- Lenguaje-Memoria a la contemporánea Tecnología- Comunicación-Educación (Giraldo, 2006).

ANTECEDENTES

En 1964, en el corregimiento de San Antonio de Prado de la ciudad de Medellín, un sector de la Organización Amigos de la Educación planteó a la Secretaría de Educación Municipal, una iniciativa de atención a las necesidades educativas de los jóvenes de la localidad mediante la creación de un colegio de secundaria para mujeres; por tal razón, se logró en 1965 mediante un Acuerdo Municipal la creación de una seccional del Instituto de Cultura Popular en San Antonio de Prado que se llamó Bachillerato Femenino en el local de la Escuela Manuel María Mallarino. En 1975 el plantel dejó de ser sección del Institutoy se convirtió en el Liceo Manuel J. Betancur, ya para el año 2002 se convirtió en Institución Educativa donde se cursa la básica secundaria y media académica, además se fusionó con la Escuela Gustavo Rodas Isaza donde se cursa preescolar y básica primaria, con una población total de 1700 estudiantes (Manual de convivencia I.E. MJB).

EL PROBLEMA

La escuela tangible permite evidenciar los asuntos corporales en inmediaciones de la relación Tecnología-Comunicación-Educación, más allá del cuerpo que construye, comunica y se educa. En la virtualidad, lo corporal parece adquirir nuevas concepciones. Por ello, el estudio responde a la pregunta: ¿Cómo se evidencia las representaciones del cuerpo en los contenidos web institucionales de la I.E. Manuel J. Betancur en la ciudad de Medellín? que apunta a identificar las formas de vinculación del cuerpo en este escenario.

JUSTIFICACIÓN

El estudio contribuye al rompimiento de la brecha que surge en torno a la idea de cuerpo como un asunto mecánico, a la destrivialización de lo corporal dentro de los procesos de innovación tecnológica educativa y a su reivindicación en el escenario virtual del contexto educativo. El cuerpo se vislumbra y comunica con frecuencia en la web 2.0 con formas diferentes a los contenidos alfanuméricos a través de imágenes y texto en cuya decodificación se encuentra permeada su inclusión, estos asuntos se proliferan en la red y adquieren mayor fuerza, por ello, los jóvenes cada vez más reclaman sus espacios.

REFERENTES CONCEPTUALES

Modelo educativo:

Las formas de interacción del educador durante el acto educativo, determinan acciones comunicativas que se interpretan por los estudiantes con el fin de generar procesos de aprendizaje, en este sentido, se pueden entender tres tipos de modelos educativos-comunicacionales desde la teoría de Kaplún (1990, citado por Hernández, 2007), para analizar el sentido y propósito de la intervención docente: centrado en los contenidos, en los efectos y en los procesos.

En el modelo centrado en los contenidos el estudiante controla y manipula el aprendizaje, mientras que el educador -agente pasivo- se centra en el “como” de la enseñanza a través del contenido educativo, es decir, el medio para el logro del aprendizaje. Es un método que hace énfasis en la transmisión de información, donde el profesor asume el lugar protagónico al inculcar nociones e introducirlas en la memoria del estudiante quien es receptáculo y depositario de conocimiento, esta es una educación vertical y autoritaria que predomina en el sistema educativo.
El modelo centrado en los efectos se fundamenta en la teoría conductista como una conducta automática no reflexiva, factible al condicionamiento y entrenamiento, apunta al cambio de actitudes mediante el desarrollo de hábitos y habilidades, se enseñan hábitos a partir del mecanismo psicológico estimulo-recompensa para aumentar la productividad mediante la introducción de nuevas tecnologías.

El modelo centrado en los procesosestá abierto a la participación para alcanzar la comunicación eficaz y eficiente a través de latransformación de recursos educativos, el docente propicia la comunicación bidireccional y dialógica y el estudiante asume una actitud crítica y creativa ante los contenidos mediante un dialogo que implica interacción, participación y negociación.

El estudiante es un sujeto activo, libre, crítico, que deduce, elabora síntesis, relaciona y participa de manera interactiva en la escuela, mientras que el educador es un sujeto mediador que dialoga, descubre en grupo y participa del aprendizaje colaborativo; existe entre ambos una relación democrática con un grado de participación e intercambio que busca y valoriza diferentes caminos para solucionar problemas. La educación es un ejercicio dialogador, liberador, problematizador, de reflexión e intercambio.

Modelo comunicativo:

Su objetivo es la transmisión de mensajes en los cuales se contienen códigos, a través de un canal dentro de un contexto. Wolf (1994) plantea tres modelos: de la teoría de la información, el semiótico-informacional y el semiótico-textual.
El modelo comunicativo de la teoría de la información consiste en el envío de mensajes mediante la aplicación de un sistema de comunicación unidireccional que no se compadece del contexto, por lo que prima la eficiencia del proceso de comunicación. La idea es la emisión de un mensaje sin modificación por parte del receptor.

El modelo comunicativo semiótico-informacional posee un esquema de comunicación bidireccional entre el emisor y receptor, a través de la provocación de cambios de actitud en torno al mensaje mediante la persuasión del receptor, quien se sugestiona o seduce mas no crea una auto-reflexión por ello. Un ejemplo se presenta en los momentos de influencia sobre la opinión pública donde no se cuestionan los códigos que contiene el mensaje y se aceptan como reales, allí permanece intacto el objeto central del mensaje.

El modelo semiótico-textual permite la deconstrucción y construcción activa del mensaje, se centra en el sujeto que colabora con otros sujetos dentro de un contexto social, quienes reciben los mensajes, pero no particulares reconocibles sino conjuntos textuales, además los sujetos comparan los mensajes con conjuntos de prácticas textuales.

En la comunicación interlocutiva, el error no se sanciona, sino que se toma dentro del proceso de aprendizaje para construir y comprender la realidad. En la escuela, el educador es un mediador y el alumno aprende a aprender, a expresarse y producir sus creaciones.


Imagen 1. El cuerpo en la relación Tecnología-Comunicación-Educación (Santa, 2017).

Cuerpo-lenguaje:

El alcance comunicativo que surge del dialogo presencial, se soporta a través de la postura de los sujetos mediante gestos, entonación, acentuación, ritmo, velocidad y volumen de voz y se culmina cuando se establecen acuerdos. En el dialogo no presencial que se soporta a través de la mediación tecnológica, los sujetos no siempre coinciden en términos temporo-espaciales y se construyen acuerdos en momentos no preestablecidos, por ejemplo, la carta que propicia un dialogo de mensajes tardíos y el chat que permite inmediatez en el diálogo, dejan ver que, la palabra escrita transforma las limitantes contextuales y se preserva a través del contexto. Las distintas formas de lenguaje verbal, no verbal, oral, escrito y metaseñales se transversalizan en el dialogo como un ejercicio reciproco de argumentación de ideas.

Siempre nos ubicamos en el marco de la alteridad, asumimos o nos distanciamos de los puntos de vista de los demás, acentuamos alguna perspectiva, yuxtaponemos posiciones, etc. en un permanente flujo de valoración social en torno a quienes lo hablan y aquello de lo que se habla. (Cárdenas & Ardila, 2009)

El lenguaje posee poder transformador (Echeverría, 2014), desde la palabra se generan vínculos fraternos y comunidades porque la conversación con el otro conlleva a la conversión personal, se reconoce la postura ajena y se consolida la propia, permite ampliar la propia individualidad y cada sujeto resulta semejante para el otro porque ambos encuentran un reflejo del mismo discurso, el colectivo se unifica y se protege entre sí.

METODOLOGIA

Se desarrolla desde la propuesta de Rodríguez, Gil y García (1996) con las fases: preparatoria, de trabajo de campo, de análisis e informativa.

Fase Preparatoria: A partir de una primera visita institucional se observa las dinámicas internas con lo cual se construye la pregunta y el objetivo de la investigación, además se establece la viabilidad, pertinencia y alcance del mismo. Luego se inicia el rastreo de las fuentes teóricas al tiempo que se establece el método y la forma de abordaje, en este caso, desde una concepción metodológica cualitativa porque se enfatiza en la valoración de lo subjetivo, vivencial y en la interacción entre sujetos (Galeano, 2004). El estudio se desarrolla a través de un estudio de caso, el cual mide y registra la conducta de las personas que se involucran, además se examina en su entorno real donde las fronteras entre el fenómeno y su contexto no son claramente evidentes (Martínez, 2006, citando a Yin, 1989) también implica un proceso de indagación que se caracteriza por el examen sistemático de datos que se obtienen desde una variedad de fuentes cualitativas y cuantitativas como documentos, registros de archivos, entrevistas directas, observaciones directas, observación de participantes, instalaciones u objetos (Martínez, 2006 citando a Chetty, 1996). La metodología facilita la comprensión de las concepciones respecto a la virtualidad y su relación con las ideas de cuerpo que subyacen en los contenidos digitales.

Fase de trabajo de campo: Se construye y entrega el consentimiento informado a las directivas institucionales para permitir la recolección de información.
INSTRUMENTOS DE RECOLECCIÓN DE LA INFORMACIÓN: se acude al análisis documental, ya que, a partir de un conjunto de operaciones se logra la representación del contenido de un documento bajo una forma diferente a la original (Bardin, 1991).
POBLACIÓN Y MUESTRA: La población corresponde a las páginas web de la I.E con dominio edu.co y org, un canal en YouTube y dos grupos en Facebook, uno institucional y otro público. Queda así un total de cinco contenidos web que obedecen a la muestra.

Fase de análisis: en un primer momento a través de la herramienta Microsoft Office Excel, se realiza la descripción física de las páginas web con los descriptores: modelo educativo, modelo comunicativo, cuerpo, lenguaje. Durante un segundo momento, se resumen los contenidos web a partir de su lectura a profundidad, allí se determinan los grupos: el cuerpo que se visualiza, el cuerpo que se expone, el cuerpo que participa. Luego se procede a la búsqueda de evidencias que conciernen a lo corporal mediante el análisis de la información que resulta del trabajo de campo, las fuentes teóricas y la construcción del investigador.

Fase informativa: se construyen los resultados, conclusiones y se elabora el informe.

RESULTADOS

El cuerpo que se visualiza: la web 2.0 permite almacenar contenidos formativos a través de sitios institucionalizados y aquellos que construyen los sujetos de la comunidad educativa con la marca institucional en grupos de WhatsApp, Facebook, Twitter, canales de YouTube, Blogs, Wikis, entre otros. Basta con utilizar un motor de búsqueda y realizar una exploración avanzada con los criterios específicos de una institución para visualizar una extensa información. La escuela de hoy se transmuta y moviliza hacia la virtualidad, accesible a través de dispositivos móviles y demás instrumentos tecnológicos, los cuales transforman la concepción de la comunicación y la extienden por fuera de los momentos académicos del escenario físico. Allí se persuade hacia las dinámicas de control, organización y administración de lo concerniente a lo corporal, en donde priman los mensajes alfanuméricos sobre las imágenes, videos y sonidos, las cuales, entre archivos de eventos institucionales, evidencian las representaciones de lo corporal, relegado frente al texto imperante. Parece ser que, en la sociedad moderna y postmoderna, la virtualidad transforma las perspectivas en el contexto escolar en donde el cuerpo y la expresión motriz aun luchan por su espacio, en este sentido Sánchez (2011: 47) expresa: “Uno de los rasgos identitarios que en el espacio físico aparece y es importante para una distinción primaria, es el cuerpo, que en el espacio virtual no se presenta.”


Imagen 2

El cuerpo que se expone: los espacios en redes sociales con administración institucional abren paso a los procesos de participación de la comunidad educativa, ya que aprueban la reciprocidad en la interacción, desde una metodología lúdica “comprendida como experiencia cultural y no solamente ligada al juego” (Jiménez, 2010), en donde se resaltan asuntos que, como el canto, la música, el deporte, el teatro, la actuación, el ocio, entre otros, dejan ver la presencia de los asuntos corporales propias de la dinámica institucional, mediante la lectura del texto, imágenes, videos y sonidos. Respecto a esta dualidad entre escenarios físicos y virtuales, Sánchez (2011) manifiesta:

El espacio virtual es un entorno dialógico, también un espacio-espejo de la realidad física. En él se proyecta el territorio, se proyectan los esquemas de construcción de la realidad, morfologías arquitectónicas, cuerpos, los códigos rituales, como de casamiento, de seducción, estructuras de consumo, etc. (p.50)


Imagen 3. El cuerpo en la escuela a través de la virtualidad (www.facebook.com).

El cuerpo que participa: los espacios virtuales de corte institucional con administración pública, como el caso de los grupos abiertos en redes sociales, propician la comunicación participativa y permanente, ya que a los sujetos se les posibilita la deconstrucción de la información que se les suministra y la construcción de respuestas, en cuyos contenidos se visibilizan dinámicas corporales que ocurren dentro y fuera de la escuela y que se plasman en el escenario virtual. En este sentido Sánchez (2011) deja ver su postura respecto al poder transformador del cuerpo y su transversalización en los diferentes escenarios.

El cuerpo es, en ese mismo eje, nuestro canal de comunicación, a través del cual proyectamos nuestros códigos y ponemos a prueba otros, de ahí que el cuerpo sea una flecha que cruza todo el espacio de la vida, siempre en busca de su blanco, siempre en busca de hablar, de ser escuchado, pero también de escuchar (p.50)


Imagen 4. El cuerpo en imágenes virtuales como construcción colectiva (www.facebook.com).

  • Realizar festivales donde se destaquen las habilidades y talentos de los

CONCLUSIONES

En el contexto educativo de hoy, donde la población escolar es nativa digital, la virtualidad genera en ocasiones imaginarios que trivializan lo corporal como un asunto que concierne a los traspatios, a las canchas, al recreo, a la clase de educación física y al final de la jornada académica. Asumir el reto de identificar lo corporal más allá de un asunto mecánico a través de las nuevas tecnologías no resulta sencillo, de no ser que se permita una íntima relación entre las nuevas formas de comunicación en la escuela y las experiencias corporales mediante un lenguaje asertivo y canales de comunicación llamativos.

Las instituciones buscan sujetos autónomos y que respeten las directrices, en este sentido, el cuerpo es susceptible al control institucional a través de la web 2.0, los mensajes que antes se encontraba en un mural o en una cartelera dentro de las instalaciones físicas de la escuela, ahora se visualizan desde cualquier sitio con acceso a Internet, la figura del panóptico se traslapa a la pantalla. Desligarse de los escenarios escolares resulta difícil, ya que después de clases el estudiante aún permanece en ínfima conexión con la escuela al llevar compromisos académicos hasta su hogar, allí, al acceder a la virtualidad, la imagen del cuerpo bombardea los dispositivos a los cuales tiene acceso y le plantea interrogantes de lo que se ve y no se ve, se genera un compendio de información que orienta y genera sujetos autónomos.

Las instituciones educativas tienen a la mano estrategias curriculares en inmediaciones de la virtualidad para la divulgación de contenidos académicos que conciernen a lo corporal, el uso de los dispositivos se mezcla con la evidencia de las practicas corporales, lo que sirve como estrategia motivacional para que los jóvenes exploren de nuevo la calle y retomen a los escenarios y a las practicas lúdicas, recreativas y deportivas, más que un ejercicio operativo de sistematización de fotografías y videos de eventos deportivos y culturales.

Los jóvenes se inquietan por evidenciar las manifestaciones corporales que suceden dentro y fuera de sus aulas a través de la virtualidad, más aún cuando son espacios que ellos construyen por fuera de los lineamientos curriculares o vigilancia institucional. Allí, ellos patentizan su talento en el ámbito motriz y cultural, la imagen resulta atractiva, motiva, invita a descubrir y modelar lo mejor de ellos, gracias a la imagen de lo corporal, ellos identifican a sus deportistas favoritos, campeones olímpicos y mundiales, a los artistas y personajes reconocidos, así mismo, el texto en torno a estos asuntos abre pie a la discusión y promueve la construcción de conocimiento. Estamos frente a un escenario que de forma lenta pero progresiva, vincula las problemáticas del cuerpo a la red.

Otras fuentes Bibliográficas:

https://www.youtube.com/channel/UCXnWeIHt4TF0wJym60f-WNA
Manual de convivencia I.E. MJB
manueljbetancur.edu20.org
Santa, M. (2017). Imagen del Mapa conceptual “Imagen 1”.
www.facebook.com
www.iemanueljbetancur.edu.co

Referencias

1. Bardin, L. (1991). Análisis de contenido. Madrid: Ediciones AKAL.

2. Cárdenas, A. & Ardila, L. (2009). Lenguaje, dialogismo y educación. Revista Folios, Bogotá: Universidad pedagógica Nacional.

3. Chetty, S. (1996). The case study method for research in small- and médium - sized firms. International small business journal, vol. 5, octubre – diciembre.

4. Echeverria, R. (2014). Escritos sobre aprendizaje: Recopilación. JC Sáez Editor.

5. Galeano, E. (2004). Estrategias de investigación cualitativa. Medellín: La Carreta.

6. Giraldo, M. (2006). “Tecnología- Comunicación-Educación: la tríada. Marco de referencia conceptual para la construcción de ambientes virtuales de enseñanza y de aprendizaje”. En: Un Modelo para la educación en ambientes virtuales. Grupo de Investigación en Educación en Ambientes Virtuales. UPB: Medellín. p. 29-68.

7. Hernández, M. (2007). Práctica docente y procesos comunicacionales. Revista TyCE, Recuperado de http://investigacion.ilce.edu.mx/stx.asp?id=2294

8. Jiménez, C. (2010). Cerebro creativo y lúdico. www.ludicacolombia.com

9. Kaplún, M. (1990). El comunicador popular. Buenos Aires: Editorial Humanitas.

10. Manjarrés, J. (2014). De la mediación instrumental a la mediación estructural en la comunicación escolar, una vía de inclusión. Memorias XI Congreso Latinoamericano de humanidades interculturalidad e inclusión en la época de la globalización. Universidad Santo Tomás.

11. Martínez, P. (2006). El método de estudio de caso Estrategia metodológica de la investigación científica. Revista: Pensamiento & Gestión.

12. Rodríguez, G. Gil, J. & García, E. (1996). Metodología de la investigación cualitativa. España: Ediciones Algibe. Cap. III.

13. Sánchez, J. (2011). La comunicación sin cuerpo. Identidad y virtualidad. Mexican Journal of Political and Social Sciences; Vol 52, No 209.

14. Wolf, M. (1994). La investigación de la comunicación de masas citicas y perspectivas. Buenos aires: Paidos, 2da reimpresión, pp. 19-153.

15. Yin, R. (1989). Case Study Research: Design and Methods, Applied social research Methods Series, Newbury Park CA: Sage.

Cita en Rev Edu Fís

Edwin Mauricio Santa Jiménez (2019). El Cuerpo en las Interacciones Virtuales: La Institución Educativa Manuel J. Betancur. (3).
el-cuerpo-en-las-interacciones-virtuales-la-institucion-educativa-manuel-j-betancur-2731-sa-G5db2157fb3ae0

0 visitas
Descargar artículo en PDF