La Influencia de la Evaluación del Rendimiento en el Deporte en Edad Escolar

Enrique Fradejas Medrano 1, María Espada Mateos 2,
1 IES Ojos del Guadiana Daimiel (Ciudad Real, España) 2 Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (Universidad Politécnica de Madrid)

Resumen

El objetivo del estudio es analizar la influencia de la evaluación del rendimiento en el deporte en edad escolar, en función del género, edad, tipo de deporte (individual-colectivo) y modalidad deportiva. El tamaño de la muestra es de 816 jóvenes deportistas entre 12 y 18 años. El cuestionario utilizado fue el de Características Psicológicas relacionadas con el Rendimiento Deportivo (CPRD). Los resultados muestran diferencias significativas, ya que los hombres presentan un mayor control de la influencia de la evaluación del rendimiento. Asimismo, aparecen correlaciones con otras dimensiones psicológicas relevantes como el control del estrés, motivación y cohesión de equipo. Los resultados demandan la aplicación de medidas de prevención de control del estrés, facilitando así un mayor control de la evaluación del rendimiento.

Palabras Clave: Influencia; Evaluación; Rendimiento; Deporte escolar

Abstract

The objective of the study is to analyze the influence of the evaluation of the performance in the sport in scholastic age, in function of the gender, age, type of sport (individual-collective) and sport modality. The sample size is 816 young athletes between 12 and 18 years old. The questionnaire used was that of Psychological Characteristics related to Sports Performance (CPRD). The results show significant differences, since men have greater control over the influence of performance evaluation. Likewise, there are correlations with other relevant psychological dimensions such as stress control, motivation and team cohesion. The results demand the application of measures to prevent stress control, thus facilitating greater control of performance evaluation.

Keywords: Influence; Assessment; Performance; Sport in school-aged students

INTRODUCCIÓN

La influencia de la evaluación en el rendimiento, según Gimeno et al. (2001), es una variable de estrés específica, pues constituye un factor muy concreto relacionado con la evaluación y la ansiedad social. La influencia puede ser originada por opiniones de agentes externos, y en algunas situaciones puede resultar muy negativa, es el caso en el que se destaca la labor de unos miembros del equipo más que la de otros. También, la influencia puede tener mayor peso si las evaluaciones proceden de un agente relevante en la trayectoria del deportista, como es el entrenador, por ejemplo, si percibe o recibe de este, críticas, reconocimientos, instrucciones o comentarios, o incluso, a través de la observación de sus gestos (Gimeno et al., 2001). Se trata de una variable psicológica muy interesante, al ser la evaluación pública y permanente una de las características más estresantes de la competición deportiva. Las puntuaciones bajas en esta variable, sugieren, claramente, que es muy probable que el deportista tenga una elevada ansiedad social, sufra mucho compitiendo y, por estos motivos, rinda por debajo de sus posibilidades deportivas. Por el contrario, las puntuaciones altas en esta variable, sugieren, una percepción de alto control del impacto de una evaluación negativa sobre su rendimiento procedente de ellos mismos o de otras personas (Gimeno y Buceta, 2010).

Existen diversos programas y estrategias para mejorar la conducta del entrenador/educador en el deporte en edad escolar. Entre ellos, destaca el Coach Effectiveness Training (CET, Smith y Smoll, 1996). Diversos estudios a lo largo de los años vienen demostrando la eficacia del CET con entrenadores de fútbol, béisbol y baloncesto (Boixadós y Cruz, 1999; Smoll y Smith, 2006). Los entrenadores que recibieron el entrenamiento reforzaban más, animaban más, otorgaban más instrucción técnica y eran menos punitivos y controladores que los entrenadores que no recibieron entrenamiento (Smith et al., 1995). Por lo tanto, los deportistas que jugaban para los entrenadores que participaban en el CET reportaron que disfrutaban más su experiencia deportiva y que les agradaban mayormente sus entrenadores y compañeros de equipo. El programa de intervención, tal como se esperaba, también arrojó resultados positivos en términos de autoestima y disminución de la ansiedad competitiva y el abandono deportivo. Por tanto, una de las principales estrategias consiste en individualizar al máximo el asesoramiento psicológico a los entrenadores, pues la efectividad de la intervención queda siempre modulada por los conocimientos, experiencia, ideas, creencias y expectativas profesionales de los mismos.

Uno de los principales intereses precisamente del estudio es que incluye un instrumento alternativo para analizar una dimension de estrés específica como es la influencia de la evaluación del rendimiento en el deporte en edad escolar. Por tanto, aporta a los resultados de otros estudios, otras posibilidades de análisis de la evaluación en el rendimiento, pudiendo complementar a otros estudios previos. Además, se determinan posibles correlaciones con otras dimensiones psicológicas que influyen en el rendimiento del deportista (control del estrés, motivación, habilidad mental y cohesión de equipo).

El objetivo general de este estudio es analizar la influencia de la evaluación del rendimiento en el deporte en edad escolar que llevan a cabo los alumnos/as de entre 12 y 18 años en la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha.

Los objetivos específicos de este estudio, se pueden concretar en los siguientes:

  • Determinar la influencia de la evaluación del rendimiento en ambos géneros.
  • Investigar la influencia de la evaluación del rendimiento en función de la edad.
  • Analizar la influencia de la evaluación del rendimiento según el tipo de deporte (individual-colectivo) y modalidad deportiva practicada.
  • Establecer las correlaciones que la dimensión influencia de la evaluación del rendimiento pueda tener con otras dimensiones relevantes en el deporte, como el control del estrés, motivación, habilidad mental y cohesión de equipo.

La hipótesis del presente estudio sería que existen relaciones estadísticamente significativas entre la dimensión influencia de la evaluación del rendimiento y el género, la edad, el tipo de deporte (individual-colectivo) y la modalidad deportiva practicada. Además, se plantea la hipótesis de que existen correlaciones entre la influencia de la evaluación del rendimiento y el control del estrés, la motivación, la habilidad mental y la cohesión de equipo.

MÉTODO

La investigación siguió una metodología cuantitativa de corte descriptivo (Alvira, 2002). En el desarrollo de la metodología, los procedimientos que se siguieron fueron los propios de la encuesta, ya que se realizó la aplicación de un procedimiento estandarizado de recogida de la información mediante preguntas sobre la muestra de la población estudiada (Lussier y Kimball, 2008).

Selección de la Población y Muestra

Para estimar el universo general del estudio se utilizaron listados indirectos, que posibilitan la utilización de unidades de la muestra, debido a la inexistencia de un censo específico de personas entre 12 y 18 años que practiquen deporte escolar en algún club y/o escuela deportiva de Castilla-La Mancha. Tal y como expone Martínez del Castillo (1991), es necesario la utilización de listados indirectos para establecer el universo de trabajo para dicha población de estudios, ya que, la identificación y localización de las unidades de las que se obtiene la información es muy compleja. Los listados utilizados en esta investigación fueron los siguientes:

Listado según edad y género en cada una de las cinco provincias de la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha (Instituto Nacional de Estadística, uno de julio de 2013).

Listado de municipios y población de la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha (Instituto Nacional de Estadística, uno de enero de 2012).

A partir de estos listados y de los valores obtenidos, se sumaron, aproximadamente, un total de 147166 personas que constituyen el total de la población objeto de estudio.
La muestra registró las siguientes características: Se administró el cuestionario a 816 deportistas (411 hombres y 405 mujeres) (50.4% varones y 49.6% mujeres) entre 12 y 18 años (272 deportistas de 12 y 13 años, 272 deportistas de 14 y 15 años y 272 deportistas de 16 a 18 años) pertenecientes a clubes y/o escuelas deportivas de Castilla-La Mancha. Para el cálculo del tamaño de la muestra se consideraron varios aspectos: la población era infinita; se recurrió en la varianza poblacional al supuesto más desfavorable donde “P” y “Q” eran iguales con el 50% cada uno; el intervalo de confianza era del 95.5%, con un margen de error de + 3.55%.

La afijación de la muestra fue proporcional a la distribución de las personas según tamaño demográfico de los municipios y según la situación geográfica de las diferentes provincias de Castilla-La Mancha. Además, se realizaron diversos sub-muestreos para dispersar la muestra y que influyese de forma positiva en la precisión de las estimaciones (Rodríguez Osuna, 2002).

Asimismo, se decidió entrevistar como máximo a dos equipos objeto de estudio en cada club y/o escuela deportiva. Al realizar este procedimiento se dispersó la muestra e influyó positivamente en la precisión de las estimaciones, disminuyéndose además el error muestral (Cea D´Ancona, 2001; Rodríguez Osuna, 2002).

El tipo de muestreo utilizado fue el muestreo aleatorio por conglomerados, dentro del cual se utilizó un muestreo polietápico, estratificado en primera fase por conglomerados, ya que se siguió una secuencia de etapas (aplicándose un muestreo aleatorio en cada una de las etapas) de selección de unidades muestrales (conglomerados) de mayor a menor rango, hasta llegar a los individuos constituyentes de la muestra (Arnal et al., 1992; Cea D´Ancona, 2001; Rodríguez Osuna, 2002).

Instrumentos

El instrumento utilizado en el estudio fue el cuestionario Características Psicológicas relacionadas con el Rendimiento Deportivo (CPRD) de Gimeno et al. (1994). Estos autores lo crearon con el fin de disponer de una herramienta similar en el contexto de deportistas españoles, al cuestionario Psychological Skills Inventory for Sports (PSIS) de Mahoney et al. (1987). Dicho instrumento se compone de 55 ítems agrupados en 5 dimensiones: control del estrés; motivación; influencia de la evaluación del rendimiento; habilidad mental y cohesión de equipo. Presenta una alta consistencia interna (α= .85), valor superior a .70 propuesto por Nunnally (1978). Además, dicho instrumento ha sido y continúa siendo empleado en numerosas investigaciones.

El cuestionario CPRD conserva el formato de respuesta tipo Likert de cinco puntos del cuestionario PSIS, pero con la inclusión de una opción de respuesta adicional para aquellos casos en los que el deportista «no entiende el ítem», con el fin de evitar respuestas «en blanco» o en la posición central. Consta de preguntas cerradas y categorizadas, donde el orden de las mismas es inflexible. Además, algunas de ellas son de control (para comprobar la congruencia y sinceridad de las respuestas del entrevistado) y otras de batería (conjunto de preguntas sobre la misma cuestión que se complementan).
Para el adecuado desarrollo del presente trabajo, se seleccionó la dimensión influencia de la evaluación del rendimiento (α = .72).

El CPRD incluye doce ítems relacionados con esta dimensión (9, 16, 28, 34, 35, 42, 44, 46, 47, 51, 52 y 53).

Como puede apreciarse, la dimensión influencia de la evaluación del rendimiento, refleja fundamentalmente el impacto de los propios errores (y en escasa medida de los éxitos) y de las decisiones, críticas, comentarios y gestos de otras personas relevantes que implican una evaluación del deportista, en el funcionamiento psicológico de éste. Los ítems de esta dimensión se relacionan con diversas variables que ya han sido comentadas y deben ser considerados en relación con cada una de ellas. Además, es apropiado valorarlos en su conjunto para determinar, en gran parte, la capacidad del deportista para afrontar una competición deportiva. Las puntuaciones bajas en esta dimensión, sugieren, claramente, que es muy probable que el deportista obtenga una elevada ansiedad social, sufra mucho compitiendo y, por estos motivos, rinda por debajo de sus posibilidades deportivas.

Procedimiento

Tras obtener la aprobación de colaboración por parte de los entrenadores y/o presidentes de los clubes y escuelas deportivas participantes en el estudio, así como el consentimiento informado por escrito de los padres de los jóvenes deportistas, los cuestionarios fueron respondidos por los jóvenes deportistas de forma colectiva y anónima en la instalación deportiva. Los investigadores estuvieron presentes durante la administración de las pruebas para aclarar posibles dudas y verificar la cumplimentación independiente por parte de los participantes.

Análisis estadístico

Para realizar el análisis estadístico se recurrió al programa SPSS v.20.0 (SPSS Inc., EEUU). Se utilizaron pruebas de estadística descriptiva e inferencial. En la estadística descriptiva, se realizó un análisis bivariable mediante tablas de frecuencia relativas (porcentajes). Además, se hallaron datos estadísticos de frecuencia tales como: media y desviaciones típicas. En la estadística inferencial, para comprobar la normalidad de las distribuciones, se utilizó el test de Kolmogorov-Smirnov. En las variables que cumplían una distribución normal, como prueba inferencial se utilizó la prueba t de student para muestras independientes y ANOVA de un factor con el fin de analizar la relación existente entre las variables. Asimismo, se utilizó el test de Levene para evaluar la homogeneidad de las varianzas, usando el criterio estadístico de significación de p < .05. Finalmente, para determinar posibles correlaciones entre la influencia de la evaluación del rendimiento y otras dimensiones psicológicas del cuestionario presentes en el deporte en edad escolar, se aplicó la prueba de correlaciones de Pearson (p < .01).

RESULTADOS

En la Tabla 1 se muestra la influencia de la evaluación del rendimiento en relación con el género. En un primer momento, se observa que hay una ligera diferencia de Media entre ambos géneros, siendo superior en los hombres (Tabla 1). Una vez explorado y asumido que se cumple el criterio de Normalidad de Kolmogorov-Smirnov para muestras grandes (> 100 individuos), se procedió a realizar la prueba de Levene o prueba de homogeneidad de varianzas, en el que no se apreciaron diferencias estadísticamente significativas entre varianzas. Por último, se procedió a realizar la Prueba t para muestras independientes, en la cual se halló que existen diferencias estadísticamente significativas entre ambos géneros, t (804.650) = 2.379, p = .01 (Tabla 2). Por tanto, son los hombres los que manifiestan un mayor control de la influencia de la evaluación del rendimiento, siendo las mujeres las que manifiestan mayores niveles de preocupación y menor control de la influencia de la evaluación del rendimiento en el deporte en edad escolar.

Tabla 1. Influencia de la evaluación del rendimiento en relación con el género

Tabla 2. Influencia de la evaluación del rendimiento en relación con el género

En cuanto a la influencia de la evaluación del rendimiento en función de la edad, en la Tabla 3 se observa que existen diferencias de medias, siendo los deportistas de menor edad (12-13 años) los que presentan una media superior en la influencia de la evaluación del rendimiento y los más mayores (16-18 años) los que presentan menores puntuaciones. No obstante, no aparecieron diferencias estadísticamente significativas, F (41,765) = 1.128, p = .27 (Tabla 4).

Tabla 3. Influencia de la evaluación del rendimiento en relación con la edad

Tabla 4. Influencia de la evaluación del rendimiento en relación con la edad

Al analizar la influencia de la evaluación del rendimiento según el tipo de deporte practicado (individual-colectivo), en un primer momento se observa que hay una ligera diferencia de Media, con puntuaciones superiores en deportistas que practican deportes colectivos (Tabla 5). Posteriormente, se procedió a realizar la Prueba t para muestras independientes, que mostró que no existen diferencias significativas, t (805) = -1.147, p = .25 (Tabla 6).

Tabla 5. Influencia de la evaluación del rendimiento en relación con el Tipo de deporte

Tabla 6. Influencia de la evaluación del rendimiento en relación con el Tipo de deporte

Si analizamos la influencia de la evaluación del rendimiento en cada una de las modalidades deportivas investigadas, en la Tabla 7 se puede observar que existe diferencia de medias, siendo el Fútbol y el Balonmano los deportes en los que aparece una mayor puntuación en influencia de la evaluación del rendimiento, frente al Fútbol Sala y Tenis, que son los deportes que presentan medias más bajas. No obstante, no existen diferencias estadísticamente significativas entre la influencia de la evaluación del rendimiento en función de la modalidad deportiva practicada, F (9,797) = 1.317, p = .22 (Tabla 8).

Tabla 7. Influencia de la evaluación del rendimiento en relación con la Modalidad deportiva

Tabla 8. Influencia de la evaluación del rendimiento en relación a la Modalidad Deportiva

Para determinar las posibles correlaciones de la dimensión influencia de la evaluación del rendimiento con las otras dimensiones psicológicas que analiza el cuestionario CPRD, se aplicó la prueba de correlaciones de Pearson. Los resultados mostraron que la influencia de la evaluación del rendimiento se relaciona estadísticamente con todas las otras dimensiones (motivación, control del estrés, cohesión de equipo), excepto con habilidad mental (Tabla 9).

Tabla 9. Tabla de correlaciones de las dimensiones psicológicas del CPRD

Correlaciones entre las dimensiones psicológicas

a) Influencia de la evaluación del rendimiento y Motivación: Se plantea una relación estadísticamente significativa entre ambas variables, esta es una relación baja y positiva, donde a mayores niveles de influencia de la evaluación del rendimiento, se encuentran mayores niveles de motivación entre los deportistas (r = .239; p = .000).
b) Influencia de la evaluación del rendimiento y Control del estrés: Se plantea una relación estadísticamente significativa entre ambas variables, ésta es una relación moderada y positiva, donde a mayores niveles de influencia de la evaluación del rendimiento, se encuentran mayores niveles de control del estrés entre los deportistas (r = .684; p = .000).
c) Influencia de la evaluación del rendimiento y Habilidad mental: No existe una relación estadísticamente significativa entre ambas variables, por lo que no interviene la influencia de la evaluación del rendimiento en la habilidad mental de los deportistas (r = .043; p = .224).
d) Influencia de la evaluación del rendimiento y Cohesión de equipo: Existe una relación estadísticamente significativa entre ambas variables, ésta es una relación muy baja y negativa, donde a mayores niveles de influencia de la evaluación del rendimiento, se encuentran menores niveles de cohesión de equipo entre los deportistas (r = -.101; p = .004).

DISCUSIÓN

Los resultados confirman, en referencia a la influencia de la evaluación del rendimiento y el género, la existencia de diferencias estadísticamente significativas, siendo los hombres los que manifiestan un mayor control de la influencia de la evaluación del rendimiento. Ello indica, que las mujeres muestran un menor control de impacto ante una evaluación negativa sobre su rendimiento, procedente tanto de ellas mismas, como de otras personas que sean significativas para ellas. Un estudio similar con resultados similares fue el desarrollado por Ruíz y Lorenzo (2008), en el que las mujeres obtuvieron menores puntuaciones con respecto a los hombres en influencia de la evaluación del rendimiento, si bien, no se apreciaron diferencias estadísticamente significativas. Asimismo, como la influencia de la evaluación del rendimiento es una variable específica de control del estrés, nos permite señalar, que estos resultados son concordantes con estudios previos que indicaron la existencia de mayores niveles de preocupación y ansiedad en las mujeres hacia la práctica deportiva (Bulbule y Kannur, 2014; Cruz et al., 2010; Grossbard et al., 2009; Ujwala y Jigmat, 2011). Las razones al hecho de que las mujeres presenten mayores preocupaciones ante la evaluación del rendimiento pueden ser diversas. En primer lugar, se relacionan altos niveles de preocupación y ansiedad competitiva en las mujeres con un bajo nivel de autoconfianza, lo que, sin duda, podría explicar estos elevados niveles de preocupación ante la evaluación del rendimiento (Navlet, 2012).

Además, los hombres tienen mayores oportunidades en el universo competitivo, hecho que les daría mayor experiencia, se arriesgan más en el aprendizaje, mostrando más confianza en sus propias capacidades y habilidades corporales, y, por tanto, disminuirían sus niveles de preocupación y estrés ante situaciones de evaluación del rendimiento deportivo (Abrahamsen et al., 2008; Roveran y Altmann, 2016). Otra de las posibles razones puede ser que las mujeres jóvenes perciben que sus cuerpos son mirados, comentados y permanentemente evaluados por otros debido a los cambios físicos puberales que experimentan (Linder et al., 2007), hecho relevante en el aumento de sus niveles de preocupación en la práctica deportiva, lo que desemboca en ocasiones en un abandono prematuro del deporte (Knowles et al., 2013; Slater y Tiggemann, 2010). Por tanto, como se puede apreciar, la mayoría de los estudios identifican a los factores biológicos y a las diferencias de roles, como responsables de que las mujeres manifiesten niveles de preocupación superiores a los varones ante situaciones de evaluación del rendimiento (Matud, 2004; O´Brien et al., 2003). No obstante, en otros estudios realizados (Caputo et al., 2017; Rial et al., 2013), no se hallaron diferencias estadísticamente significativas referentes a la evaluación del rendimiento y control del estrés entre ambos géneros, señalándose además un bajo nivel y un claro déficit en esta variable en ambos géneros. Ello indicaría, que estos jóvenes deportistas se caracterizan por un bajo control del estrés generado por los entrenamientos o las competiciones, al mismo tiempo que por una escasa habilidad para reducir o controlar la ansiedad generada por las situaciones en las que el propio deportista o su entorno hacen una evaluación negativa de su rendimiento. Asimismo, el estudio de González et al. (2014) realizado con jóvenes futbolistas corroboró estos resultados, ya que casi la mitad de los encuestados (48%) manifestaron su preocupación ante las decisiones del entrenador y más de dos tercios (68%) manifestaron que les afectaba las posibles evaluaciones externas negativas ante sus errores.

Los resultados confirman, en referencia a la influencia de la evaluación del rendimiento y la edad, que no existen diferencias estadísticamente significativas.

Estos resultados coinciden con los de otros estudios previos (Gimeno y Buceta, 1999; Lecina et al., 2002). No obstante, se aprecia que los deportistas de menor edad (12-13 años), son los que aparecen con un mayor control en la influencia de la evaluación del rendimiento y los más mayores (16-18 años), los que presentan un menor control de impacto ante una evaluación negativa sobre su rendimiento. Esta tendencia podría ser debida, tal y como señala Buceta (2004), a que en los/las deportistas de mayor edad que se encuentran en la categoría juvenil (16-18 años), los niveles de exigencia táctica son mayores, debiendo rendir en las competiciones en condiciones más adversas, teniendo ahora que considerar circunstancias que no eran importantes en el proceso formativo de los años anteriores (el equipo contrario, la situación del marcador, el tiempo que resta para terminar). Asimismo, parte de las competiciones del calendario se plantean con el objetivo exclusivo de ganar, de forma que los/las deportistas aprendan a competir bajo la presión de “tener que ganar”, lo que les provocaría un menor control del impacto ante una evaluación negativa sobre su rendimiento. Sin embargo, otros estudios indicaron que los deportistas de mayor edad (juveniles) mostraron mayor puntuación y control en la variable influencia de la evaluación del rendimiento con respecto a deportistas de menor edad (infantiles) (Lavarello, 2004; Mahamud et al., 2005), si bien, en este último estudio las diferencias no fueron estadísticamente significativas. Su explicación, como señala Lavarello (2004), pudiera estar en la etapa evolutiva del desarrollo, que permite a los deportistas de mayor edad (juveniles) tener una mayor habilidad mental, lo que facilita sin duda el control del estrés e igualmente, el control de la evaluación del rendimiento tanto de sí mismos como de otras personas.

Los resultados confirman, en referencia a la influencia de la evaluación del rendimiento y el tipo de deporte (individual-colectivo), que no existen diferencias estadísticamente significativas. No obstante, en deportistas que practican deportes colectivos se aprecia ligeramente mayor control en la influencia de la evaluación del rendimiento, con respecto a deportistas que practican deportes individuales. Las posibles causas atribuibles a los resultados del estudio pueden ser: La compañía del equipo y el reparto de responsabilidades de los errores en la ejecución pueden ser un refugio y apoyo, disminuyéndose los niveles de ansiedad, de ahí que los deportes individuales aumenten el valor de la amenaza ante una posible evaluación del rendimiento o de la ejecución. Asimismo, en los deportes individuales se focaliza más intensamente la atención sobre la actuación individual, lo que implica una mayor evaluación social, y, por tanto, más ansiedad percibida (Cruz et al., 2010).

Finalmente, los resultados confirman, en referencia a la influencia de la evaluación del rendimiento y la modalidad deportiva, que no existen diferencias estadísticamente significativas entre jóvenes deportistas practicantes de las principales modalidades deportivas. No obstante, en deportes como Fútbol y Balonmano existe un mayor control en influencia de la evaluación del rendimiento, frente a otros deportes como Fútbol Sala y Tenis, en el que existe un menor control.

En otros estudios previos realizados en el deporte en edad escolar, aparecieron diferencias significativas entre diversas modalidades deportivas en relación con la influencia de la evaluación del rendimiento (Jaenes et al., 2010; Ruíz y Lorenzo, 2008). En este sentido, Godtsfriedt et al. (2014) señalan como aspecto clave en estos resultados, el trabajo a nivel psicológico en mayor o menor medida que realizan los deportistas en las diferentes modalidades deportivas, pudiendo ser decisiva esta intervención para que los deportistas dispongan de un mayor control del estrés, mayores niveles en el control de la influencia de la evaluación del rendimiento y mayores niveles motivacionales.

CONSIDERACIONES FINALES

Estos resultados pueden tener un sentido práctico, tanto para el entrenamiento como para la competición, ya que permite dar una mayor y mejor información a los entrenadores/educadores de los jóvenes deportistas sobre emociones que están frecuentemente relacionadas con desafíos competitivos y ayudar así a trabajar habilidades y estrategias de afrontamiento para que el deportista logre tener una mejor predisposición a la hora de afrontar la competición, mejorando su control de impacto ante una evaluación negativa sobre su rendimiento, lo que conducirá probablemente a tener un mejor rendimiento.

No obstante, una medida imprescindible para la subsanación de los déficits encontrados en los deportistas de formación referentes a su reducida capacidad para controlar el estrés y para asimilar la evaluación de su propio rendimiento, es la adopción por parte de los entrenadores, padres y jóvenes deportistas, de medidas de prevención de control del estrés y ansiedad, a fin de reducir sus niveles en el deporte en edad escolar, potenciando paralelamente un mayor control de la evaluación en el rendimiento.

Referencias

1. Abrahamsen FE, Roberts GC, Pensgaard AM. (2008). Achievement goals and gender effects on multidimensional anxiety in national elite sport. Psychology of Sport and Exercise 2008; 9(4): 449-64.

2. Alvira F. (2002). Metodología de la evaluación de programas: un enfoque práctico. Madrid: CIS. Cuadernos Metodológico.

3. Arnal J, Del Rincón D, Latorre A. (1992). Investigación educativa. Fundamentos y metodología. Barcelona: Labor.

4. Boixadós M, Cruz J. (1999). Intervención conductual en entrenadores de futbolistas alevines. En F Guillén (Ed.), La Psicología del Deporte en España al final del milenio (pp. 423-31). Las Palmas de Gran Canaria: Servicio de Publicaciones de la Universidad de las Palmas de Gran Canaria.

5. Buceta JM. (2004). Estrategias Psicológicas para entrenadores de deportistas jóvenes. Madrid: Dykinson.

6. Bulbule SM, Kannur NG. (2014). A comparative study of sports competitive anxiety, among baseball players. Golden Research Thoughts 2014; 8(3): 1-2.

7. Caputo EL, Rombaldi AJ, Da Silva MC. (2017). Sintomas de estresse pré-competitivo em atletas adolescentes de handebol. Rev. Bras. Ciênc. Esporte 2017; 39(1): 68-72.

8. Cea D´Ancona MA. (2001). Metodología cuantitativa. Estrategias y técnicas de investigación social. Madrid: Síntesi.

9. Cruz J, Dias C, Fonseca AM. (2010). Coping strategies, multidimensional competitive anxiety and cognitive threat appraisal: differences across sex, age and type of sport. Serbian Journal of Sports Sciences 2010; 4(1): 23-31.

10. Gimeno F, Buceta JM. (1999). Adaptación del cuestionario CPRD para su aplicación con deportistas jóvenes de un club de fútbol. En F Gimeno, JM Buceta (Eds.), Evaluación Psicológica en el Deporte. El Cuestionario CPRD (pp. 125-46). Madrid: Dykinso.

11. Gimeno F, Buceta JM. (2010). Evaluación psicológica en el deporte. El cuestionario CPRD. Madrid: Dykinson

12. Gimeno F, Buceta JM, Pérez-Llantada MC. (1994). El cuestionario de Características Psicológicas relacionadas con el Rendimiento Deportivo (CPRD): características psicométricas. En A López de la Llave, MC Pérez-Llantada, JM Buceta (Eds.), Investigaciones breves en psicología del deporte (pp. 65-76). Madrid: Dykinso.

13. Gimeno F, Buceta JM, Pérez-Llantada MC. (2001). El cuestionario Características Psicológicas Relacionadas con el Rendimiento Deportivo (CPRD): características psicométricas. Análise Psicológica 2001; 1: 93-113.

14. Godtsfriedt J, Andrade A, Cunha DI. (2014). Treinamento mental no tênis: revisão sistemática da literatura. Rev. Bras. Ciênc. Esporte 2014; 36(2): 577-86.

15. González G, Campos MC, Romero S. (2014). Análisis de la influencia de la evaluación del rendimiento en jugadores de un equipo de fútbol. Retos. Nuevas tendencias en Educación Física, Deporte y Recreación 2014; 25: 85-9.

16. Grossbard JR, Smith RE, Smoll FL, Cumming SP. (2009). Competitive anxiety in young athletes: differentiating somatic anxiety, worry, and concentration disruption. Anxiety, Stress & Coping 2009; 22(2): 153-66.

17. INE. (2012). Listado de municipios y población de la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha (Instituto Nacional de Estadística, 1 de enero de 2012).

18. INE. (2013). Listado según edad y género en cada una de las cinco provincias de la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha (Instituto Nacional de Estadística, 1 de julio de 2013).

19. Jaenes JC, Carmona J, Lopa E. (2010). Evaluación y análisis de habilidades psicológicas relacionadas con el rendimiento deportivo en gimnastas de rítmica. Revista Iberoamericana de Psicología del Ejercicio y el Deporte 2010; 5(1): 15-28.

20. Knowles AM, Niven A, Fawkner S. (2013). ‘Once upon a time I used to be active’. Adopting a narrative approach to understanding physical activity behaviour in adolescent girls. Qualitative Research in Sport, Exercise and Health 2013; 6(1): 62-76.

21. Lavarello J. (2004). Estudio comparativo de los niveles medidos por el CPRD entre dos grupos etáreos de las divisiones menores de dos equipos de fútbol de primera división. Revista Digital 2004; 84 Recuperado de: http://www. efdeportes.com/efd84/cprd.htm

22. Lecina P, Peris D, Gimeno F. (2002). El CPRD con deportistas jóvenes de fútbol sala. En F Gimeno, JM Buceta (Eds.), Evaluación psicológica en el deporte. El cuestionario CPRD (pp. 147-50). Madrid: Dykinson.

23. Linder SM, Grabe S, Hyde JS. (2007). Gender, pubertal development, and peer sexual harassment predict objectified body consciousness in early adolescence. Journal of Research on Adolescence 2007; 17(4): 723-42.

24. Lussier RN, Kimball DC. (2008). Applied sport management skills. Champaign, ILL: Human Kinetic.

25. Mahamud J, Tuero C, Márquez S. (2005). Características psicológicas relacionadas con el rendimiento: comparación entre los requerimientos de los entrenadores y la percepción de los deportistas. Revista de Psicología del Deporte 2005; 14(2): 237-51.

26. Mahoney MJ, Gabriel TJ, Perkins TS. (1987). Psychological skills and exceptional athletic performance. The Sport Psychologist 1987; 1: 181-99.

27. Martínez del Castillo J. (1991). La estructura ocupacional del deporte en España. Encuesta realizada sobre los sectores de Entrenamiento, Docencia, Animación y Dirección. Madrid: CSD.

28. Matud MP. (2004). Autoestima en la mujer: un análisis de su relevancia en la salud. Avances en Psicología Latinoamericana 2004; 22: 129-40.

29. Navlet MR. (2012). Ansiedad, estrés y estrategias de afrontamiento en el ámbito deportivo: un estudio centrado en la diferencia entre deportes (Tesis doctoral inédita). Madrid: Universidad Complutense.

30. Nunnally JC. (1978). Psychometric theory. Nueva York: McGraw-Hill.

31. O’Brien M, Hanton S, Mellalieu S. (2003). Individual differences, perceived control and competitive trait anxiety. Journal of Sport and Sciences 2003; 22: 355-56.

32. Rial A, Marsilla S, Isorna M, Louro A. (2013). Recomendaciones para el apoyo psicológico a jóvenes deportistas en los centros de alto rendimiento. RICYDE. Revista Internacional de Ciencias del Deporte 2013; 33(9): 252-68.

33. Rodríguez Osuna J. (2002). La muestra: teoría y aplicación. En F Alvira, M García- Ferrando, J Ibáñez (Eds.), El análisis de la realidad social. Métodos y técnicas de investigación (pp. 445-82). Madrid: Alianza editorial.

34. Roveran LA, Altmann H. (2016). Educacão física escolar e relacões de gênero: diferentes modos de participar e arriscar-se nos conteúdos de aula. Rev. Bras. Ciênc. Esporte 2016; 38(2): 163-70.

35. Ruíz R, Lorenzo O. (2008). Características psicológicas en los jugadores de pádel de alto rendimiento. Revista Iberoamericana de Psicología del Ejercicio y el Deporte 2008; 3(2): 183-200.

36. Slater A, Tiggemann M. (2010). Uncool to do sport: a focus group study of adolescent girls’ reasons for withdrawing from physical activity. Psychology of Sport & Exercise 2010; 11(6): 619-26.

37. Smith RE, Smoll FL. (1996). The coach as a focus of research and intervention in youth sports. En FL Smoll, RE Smith (Eds.), Children and youth in sport: a biopsychosocial perspective (pp. 125-41). Dubuque, IA: Brown and Benchmark;1996.

38. Smith RE, Smoll FL, Barnett NP. (1995). Reduction of children’s sport performance anxiety through social support and stress-reduction training for coaches. Journal of Applied Developmental Psychology 1995; 16: 125-42.

39. Smoll FL, Smith RE. (2006). Enhancing coach-athlete relationships: cognitive-behavioral principles and procedures. En J Dosil (Ed.), The Sport Psychologist’s Handbook (pp. 19-37). Londres: John Wiley & Sons; 2006.

40. Ujwala K, Jigmat D. (2011). Comparative study of sports competitive anxiety among state level baseball players. International Referred Research Journal 2011; 34(3): 9-10.

Cita en Rev Edu Fís

Enrique Fradejas Medrano María Espada Mateos (2018). La Influencia de la Evaluación del Rendimiento en el Deporte en Edad Escolar. (1).
https://g-se.com/la-influencia-de-la-evaluacion-del-rendimiento-en-el-deporte-en-edad-escolar-2400-sa-15aeb7b009d227

0 visitas
Descargar artículo en PDF