Emocionémonos y Conozcámonos Bailando. Proyecto de Investigación Educativa

Manuela Valentini , Gloria Leonardi
0 Università degli Studi di Urbino, Carlo Bo, Urbino (Italia)

Resumen

A través de este trabajo se intenta favorecer y estimular el conocimiento de las posiblidades expresivas del cuerpo y las potencialidades del lenguaje no verbal. Para ello el objetivo ha sido comprobar las interacciones positivas del movimiento y la danza con las áreas de la personalidad, así como en las relaciones de las niñas y niños con sus progenitores, con sus compañeros y con el profesorado. Una reflexión sobre como la danza educativa ofrece al alumnado la posibilidad de conocer y tener conciencia del propio cuerpo, gradualmente, desde la más tierna edad, mostrándole los diferentes medios de comunicacción intrapersonal e interpersonal que esta permite.

Palabras Clave: Danza, edad evolutiva, investigación educativa y emociones

Abstract

Through this work we try to encourage and stimulate the knowledge of the expressive possibilities of the body and the potentialities of nonverbal language. To this end, the objective has been to verify the positive interactions of movement and dance with the areas of personality, as well as in the relationships of girls and boys with their parents, with their classmates and with the teaching staff. A reflection on how educational dance offers students the possibility of knowing and being aware of their own body, gradually, from the youngest age, showing the different means of intrapersonal and interpersonal communication that this allows.

Keywords: Dance, evolutionary age, educational research, emotions

1. INTRODUCCIÓN

La investigación en el ámbito educativo nace de la necesidad de estudiar la acción educativa desde un punto de vista científico. Por lo tanto, se pretende subrayar el valor educativo de la investigación en la escuela y mostrar la validez del método científico, aplicando métodos objetivos y rigurosos al contexto motor, que entienden el cuerpo como un verdadero medio de comunicación y expresión. En este sentido, la importancia formativa de una disciplina como la danza, le permite al niño ponerse en contacto y conocer su cuerpo así como las múltiples posibilidades comunicativas que ofrece.

Para un mejor diseño de actividades motrices centradas en la danza, es necesario basarse en una acción de laboratorio, entendida esta como un contexto de aprendizaje real, en el que los individuos construyen activamente sus conocimientos y se basan en los pilares fundamentales del laboratorio: investigar, aprender haciendo, resolución de problemas, aprendizaje cooperativo, el aspecto reflexivo y el momento lúdico.

En cuanto al potencial formativo de la danza, podemos afirmar que enseña respeto por el otro, cooperación, interacción, y estimula habilidades importantes como la memoria, la concentración, la observación, el pensamiento creativo y las emociones. Si se propone como una actividad grupal, es posible compartir objetivos y valores, y abandonar la visión egocéntrica en favor de la social. Por lo tanto, para una buena planificación de las actividades motrices, es necesario tener un conocimiento preciso de los requisitos previos básicos, estructurando unidades de aprendizaje específicas de una manera elástica y flexible.

También es necesario tener en cuenta los conceptos clave del laboratorio lúdico-motriz: (i) el cuerpo, concebido como el instrumento por excelencia del sentimiento, la comunicación y la relación; (ii) el movimiento, entendido como el primer lenguaje a través de la cual los niños y las niñas entran en contacto con su propio mundo interno y con su propio mundo externo; (iii) y danza, a través de la cual es posible, en un contexto lúdico y socializador, alcanzar metas en lo funcional, cognitivo y relacional. En concreto, la danza contribuye a la mejora del esquema corporal, consolidando los patrones motrices estáticos y dinámicos, mejorando la lateralidad, el control motor, la adaptación y la transformación de los movimientos y el aprendizaje motor.
Por otro lado, la danza estimula un buen sentido del rítmo, una buena capacidad de imitación motriz, y contribuye a la mejora de la calidad del movimiento. El baile también permite perseguir metas relacionales importantes, aumentar la autoestima, la cooperación y la integración, así como fomentar relaciones positivas y redes de comunicación.

Teniendo esto en cuenta, el presente proyecto tiene como objetivo estimular el conocimiento y la expresión de los múltiples potenciales del lenguaje corporal y verificar cuánto movimiento y danza influye positivamente en las habilidades motoras y las relaciones interpersonales del niño.

2. MÉTODO

2.1. Muestra

La muestra con la que se contó, estaba constituida por el alumnado de cuarto curso, grupo A de la Escuela Primaria Mascarucci de Pésaro (Italia). Así mismo, se utilizó como grupo control de la actividad, el alumnado de cuarto curso B.

2.2. Instrumentos de recogida de datos

Para evaluar las habilidades motoras y relacionales de los niños de una manera científica, rigurosa, confiable y objetiva, se utilizaron las siguientes pruebas: TGM, la prueba de evaluación de habilidades motoras gruesas de Ulrich, que consta de dos subpruebas, la capacidad de locomoción, que comprende siete ítems y la capacidad de controlar objetos, incluidos 5 ítems. De la Batería de Test Eurofit, se utilizaron las pruebas "Posición del flamenco" y "Flexión de tronco sentado". También se propuso la prueba de la relación interpersonal de Bracken, que consiste en 35 afirmaciones en cada una de las tres áreas de relación más importantes para los niños: padres, compañeros y profesores.

2.3. Procedimiento

El desarrollo de esta experiencia se abordó en un año de trabajo, en donde se establecieron los contactos y permisos con el centro educativo, se seleccionaron las pruebas de evaluación y se estructuraron las actividades específicas que se realizarían.

En el proceso de intervención, se desarrollaron dos Unidades de Aprendizaje, estructurando cada sesión en: calentamiento, fase principal y relajación-vuelta a la calma.

Los objetivos específicos de la primera Unidad de Aprendizaje fueron: estimular un buen sentido del ritmo, desarrollo del control corporal a través del uso expresivo del espacio, y fomento de la expresión de las propias emociones y sentimientos a través de la corporalidad. Los objetivos de la segunda Unidad de Aprendizaje, se centraron en estimular y mejorar las relaciones, las interacciones, la cooperación y la unidad grupal.

3. RESULTADOS

En general los resultados sugieren que tanto los niños como las niñas tienden a relacionarse con compañeros del mismo género. Así y todo, los datos posteriores a la intervención revelan que se produce una mejora significativa en las relaciones con las personas del otro género.

El éxito de la actividad es aún mayor si se examinan los datos del grupo control. Con este alumnado no se producen cambios entre el momento previo a la intervención y el posterior.

Respecto a las relaciones con el profesorado, al finalizar la experiencia parece que se produce una mejoría, al igual que en las relaciones con compañeros y compañeras. Si valoramos las relaciones con los padres, en los dos momentos, el rango de clasificaciones de las relaciones oscila entre positivas y extremadamente positivas.
En la experiencia se considera destacable  las actividades de externalización y expresión corporal, especialmente por el hecho de que se llevaron a cabo en grupos, por lo que cada persona participante pudo presenciar y apreciar las manifestaciones corporales de las demás.

Desde un punto de vista psicológico, estas actividades de pensamiento, reflexión y manifestación corporal son extremadamente importantes, estimulan la mente de los niños y las niñas, favorecen el pensamiento reflexivo y a la conciencia del valor del propio cuerpo. Esto lleva a pensar que las actividades propuestas han incrementado la  carga motivacional y el impulso hacia la unidad del grupo.

Por otro lado el diálogo y el intercambio de experiencias también ha desempeñado un papel fundamental en las relaciones. El trabajo inicial de conocimiento de las diferentes formas de pensar y expresión corporal ha ayudado en el proceso de maduración interna y en su compresión de la dinámica de grupo. Esto puede llevar a una mayor confianza en la construcción de las relaciones, a una mejora del conocimiento mutuo, a la socialización con los compañeros y compañeras, a un aumento en la capacidad de colaboración, a una atenuación de los fenómenos de aislamiento y autoexclusión, a una mejora en las habilidades de escucha, etc.
Con relación a los resultados de los test motores, se ha producido una mejora significativa en las pruebas evaluadas.

4. CONCLUSIONES

A la hora de describir el valor educativo de las actividades motrices, se debe tener en cuenta la naturaleza pedagógica de la corporeidad, su verdadero papel y su acción en la realidad cambiante de la persona.

Diferentes autores, atribuyen a la corporeidad un papel fundamental en la organización de modelos lógico-categóricos y en la relación de los componentes motores y tónico-afectivos, confiriendo un gran valor al vínculo entre el cuerpo y el desarrollo de las inteligencias.

Los efectos positivos de la danza en el desarrollo integral del niño, pasan por no sólo aprender a practicar ejercicio físico, sino que también desarrollan la capacidad de equilibrio, coordinación, flexibilidad, resistencia, estabilidad, memoria y disciplina.

El lenguaje analógico es el primer tipo de comunicación con la que uno entra en contacto desde los primeros días de vida. De hecho, el niño se expresa a través del cuerpo y establece una relación basada en el diálogo tónico con la madre. La comunicación no verbal es universal, no conoce fronteras y nace instintivamente para asumir diferentes significados y connotaciones dependiendo de quién la realice.
El encuentro de la danza es una experiencia emocional muy intensa, y aún más para los niños, es una oportunidad importante para que puedan crecer cuerpo y más.

De ahí la necesidad de que tenga lugar un trabajo de decodificación dentro de las escuelas; organizada de acuerdo con reglas que dan amplio espacio a la creatividad personal y corporal, la danza educativa apunta, en particular, a la conciencia expresiva del movimiento y no al aprendizaje de códigos y técnicas preconcebidas.

Es algo que viene del corazón y se transforma en movimiento, es el arte de hacer que el cuerpo hable, de hacerlo transparente, comunicativo, sensible, suave y fuerte al mismo tiempo, capaz de "contar" historias y darnos emociones.

Referencias

1. Baldacci, M. (2005). Il laboratorio come strategia didattica. Torino: Centro Multimediale di Documentazione Pedagogica.

2. Baldacci, M. (2005). Unità di apprendimento e programmazione. Napoli: Tecnocid.

3. Becchi, E. & Vertecchi, B. (1992). Manuale critico della sperimentazione e della ricerca educativa. Milano: Franco Angeli.

4. Bova, A. (2003). Giocare con la musica. Trento: Erickson.

5. Bracken (1996). Test TRI, test delle relazioni interpersonali. Trento: Erickson.

6. Calvino Prina, F. & Padovan, M. (1995). La danza nella scuola dell’obbligo, S. G.M. Edizioni, Milano: S.G.M. Edizioni.

7. Dalcroze, E.J. (1945). La musique et nous. Geneve: Perret-Gentil.

8. Dalcroze, E.J. (1965). Le rythme, la musique et l’education. Torino: Nuova ERI.

9. Dozza, L. (2006). Relazioni cooperative a scuola. Il «lievito» e gli «ingredienti»., Trento: Edizioni Erickson.

10. Federici, M. Valentini, F.M. & Cardinali, C.T. (2008). Il corpo educante, Unità di apprendimento di educazione motoria per l’età evolutiva. Roma: Aracne.

11. Frabboni, F.; Baldacci, M.; Dozza, L.; Falsetti, F. & Guerra, L. (1995). Giocare a scuola: illusione o progetto educativo? Bari: Editore Mario Adda.

12. Frabboni, F. (2004). Il laboratorio. Bari: Editori Laterza.

13. Frabboni, F. & Minerva, F.P. (2001). Manuale di pedagogia generale. Bari: Laterza.

14. Gori, R. (1987). Educazione al suono e alla musica, in I programmi della scuola elementare. Roma: Armando Editore.

15. Martinet, S. (2007). La musica del corpo. Manuale di espressione corporea. Trento: Erickson.

16. Travaglini, R. (2002). La ricerca in campo educativo. Roma: Carocci.

17. Ulrich, D.A. (2003). Test TGM – Valutazione delle abilità grosso motorie. Trento: Erickson, 2003.

18. Zocca, D. (2004). Laboratorio danza. Attività di movimento creativo con i bambini. Trento: Edizioni Erikson.

Cita en Rev Edu Fís

Manuela Valentini Gloria Leonardi (2018). Emocionémonos y Conozcámonos Bailando. Proyecto de Investigación Educativa. (3).
emocionemonos-y-conozcamonos-bailando-proyecto-de-investigacion-educativa-2472-sa-y5bf6e982860be

0 visitas
Descargar artículo en PDF